lunes, 23 de abril de 2018

IMPRONTAS QUE GERMINAN


Cuando la tristeza hacía presencia en las largas noches, recibía nuevas imágenes que atenuaban su malestar. Era como asomarse al interior del corazón ajeno y ver que aquellas improntas fotográficas estaban vivas en cada latido de su corazón.

A veces aquellos paisajes se combinaban con música celestial, que te drenaba todo lo negativo y sin darse uno cuenta hacía que tus maltrechas alas, se renovaran una vez más para danzar sobre nubes y estrellas, mostrando al niño que éramos, y que emerge para que el adulto camine con conciencia plena y no ande como muertos errantes.

Quiso hacer desaparecer aquellos regalos que un día recibió cuando más lo necesitaba. Sin embargo, no era consciente que todo lo que te hace sentir, que estamos aquí por un motivo, que nada es por casualidad. Aquellas cosas que le hicieron mejorar, la música y la fotografía sembraron semillas en la tierra de su alma.

Sin darse cuenta estaban germinando, porque cuando algo llega a tu vida de la mano del amor desinteresado, no se puede borrar, ni destruir. Permanece en un principio en la superficie de tu mente, que como una cebolla tiene capas y capas de ego. 

Esa impronta va calando en cada estrato como si de agua en una tierra permeable la fuese absorbiendo. Con lentitud y gracias al paso cíclico de las estaciones, toda tu mente se ha quedado empapada, llegando al núcleo primigenio, desde allí va bajando por la vía principal que nos lleva a nuestro corazón, umbral de nuestra propia esencia.

La persona que apareció en el momento adecuado, depositó entre las grietas de sus diástoles  y sístoles semillas de amor, señales que le llevaran a conectar con su yo supremo.
Por ese motivo nada se pierde, el explorador logra encontrar un verdadero tesoro al ser consciente que todo está conectado por una enorme red infinita.

© LOLA SÁNCHEZ






jueves, 22 de febrero de 2018

MI YO SUPERIOR



Logré saltar sin miedo,
dejé atrás tus pasos
y como el cóndor majestuoso
en su vuelo,
te observé desde lo alto,
con alas de ángel
me adentré en el espacio.
Y nuestra tristeza se diluyó en
los mares del tiempo.
Nuestras lágrimas alimentaron
nuevos rosales en el jardín eterno.
Camuflado,
entre las arenas del desierto
siempre,
te observo.
Descubrí tu belleza
con hermosas sonrisas.
Era todo o nada.
Tomamos el segundo camino.
Y de esa nada que me dejaste
me encontré con mi reflejo.
La calma y la paz
inundaron nuestras vidas.
La palabra sin hechos,
ni actos,
es sólo quimera encendida,
que se apaga
con el sonido del viento,
y va desapareciendo
sin huella ni lamento.
Mi palabra cumplí
con sublimes aciertos.
Desde el cielo,
entre dimensiones,
te velaré.
Y libre como mariposas,
te cuidaré.
Da igual que no me recuerdes,
que no sepas nada de mí.
Lo invisible es lo verdadero,
en lo intangible
siempre nos vemos.


© LOLA SÁNCHEZ

domingo, 27 de agosto de 2017

PAISAJES DEL RECUERDO


La distancia forjó un camino en los sueños.  El sol anaranjado de finales de agosto, en aquel hermoso lago, la barca los esperaba. Antes de llegar a su destino, él le habló a ella como el susurro del viento.
― ¿Me dejarás amarte en la barca?― preguntó besándola sin aliento.
El gemido de afirmación, lo encendió como una antorcha en una fría noche.
Sus ojos de gata lo devoraron por completo.
― Y en nuestra cabaña me amarás otra vez― respondió ella mordiéndole el labio.
La afirmación fue la confirmación de los deseos de ambos.
El  delirante ocaso se transformó en una tormenta de estrellas fugaces, de explosiones estelares, tan intensas como las huellas geológicas marcando para siempre las duras rocas.

Tras años separados, como dos extraños que nunca se encontraron.  Aquel momento se repetía como una canción ancestral. Sólo con ver una imagen de lo que vivieron, en aquel paisaje que los unió en un solo ser,  todo emergía para recordarles que había sido verdad, mientras duró  fue auténtico y sincero, aunque ahora lo negasen y el tiempo con su eterno silencio quisiera borrarlo en el olvido. Sus almas sabían que la realidad superaba y transcendía cualquier situación. Y cada vez que ambos veían una de esas imágenes sus almas gritaban saltando libres de sus pechos, reviviendo esos maravillosos recuerdos.





© LOLA SÁNCHEZ

jueves, 8 de junio de 2017

El Secreto de Luna





Las gotas de aquel grifo mal cerrado la llevaron hasta aquel baño, de sucias baldosas y oxidada puerta. Al entrar le invadió el perfume de él, una corriente de recuerdos la asaltaron. Y como si volviera atrás en el tiempo, una serie de fotogramas con las sensaciones y todos los sentimientos de aquel instante la inundaron por completo.
La voz de él, con frases inconexas la asaltaron, " lo nuestro sólo ocurre una vez en la vida", " me olvidarás y seguirás tu sendero", 
" No dejaré de amarte, hagas lo que hagas, decidas lo que decidas". Como un puzzle sin sentido esas viejas palabras bailaban sobre su cabeza. Cargada de esa huella imperecedera subió hasta la azotea, para hablarle a ella, esplendida, rebosante de luz, su cara marcada de cráteres le brindaba una amplia sonrisa. En la luna vertía todos sus recuerdos, y ésta guardaba su máximo secreto.
La luna había tejido un hilo invisible que los unía más allá de esta realidad. Por eso ella seguía escribiéndole poemas, por eso seguían encontrándose en el mundo astral. Y aunque ella creyera que él la había olvidado, la realidad superaba la ficción, estando alejados a miles de kilómetros el recordaba todos los meses, durante el plenilunio la frase que ella le dijo bajo las estrellas " Cuando mires a la luna llena te estaré observando"....







© LOLA SÁNCHEZ

domingo, 7 de mayo de 2017

Hace ya cinco años...





   Este fin de semana todo el mundo ha celebrado el día de la madre. Me han felicitado por serlo, pero siempre que llega mayo, y estas fechas me acuerdo de mi padre. Él se fue un seis de mayo el día de la madre que en 2012 tocaba en el calendario en Domingo. 
El universo regala momentos que se te quedan grabado en tu ser, como lienzos hermosos que nos llevamos para la eternidad. Justo en la mañana del día que él desencarnó, me dispuse a cambiar a mi pequeño Noah. 
Siempre juego con él, haciéndole cosquillas, animándole a decir alguna palabra nueva. Entre risas dijo algo que era de mi padre...Él me cogía de las orejas y me las doblaba diciéndome "pachón" para inmediatamente ponerlas derecha y decir "podenco" yo me reía sin parar. 
Hace unos meses le estuve haciendo ese juego a mi hijo. Llevaba tiempo sin hacérselo y precisamente el día del aniversario de mi padre, él, el nieto que no conoció en vida trajo del cielo a su abuelo de esa forma tan especial. 
Hace ya cinco años... Te fuiste un hermoso día de mayo, con un sol radiante, no pudo ser de otra forma, y en tu partida dejaste todo el dolor y el sufrimiento de un cuerpo consumido por el cáncer, me regalaste la paz y el amor de la conciencia divina que te acogió en el otro lado. Y como no, los brazos de tu madre, mi abuela, que te recibieron como un recién nacido. 
Sigues entre nosotros, sólo hay que ver las señales para darse cuenta de tu presencia constante. Gracias por seguir a mi lado papá, te amo con toda mi alma.

                         ( BSO Cadena Perpetua la favorita de mi padre)


© LOLA SÁNCHEZ

jueves, 23 de febrero de 2017

Nueva publicación en Letras&Poesia.


Buenas tardes a tod@s. Os dejo el enlace donde está mi nueva publicación de la semana en el blog de Letras&Poesia.com. Os recuerdo que publico cada miércoles, cada 15 días. Os iré poniendo los enlaces. Espero que os guste.  






Os dejo por aquí una selección de la música que escucho para inspirarme. Gracias por leerme.

 


Lola Sánchez.

martes, 21 de febrero de 2017

GRACIAS DE CORAZÓN LECTORES


Buenas tardes. Quiero daros una gran noticia. Sin vosotros no hubiera sido posible. Os dejo el enlace para que lo veáis.

https://letrasypoesia.com/2017/02/20/resultados-version-49-de-escrito-de-la-semana/



MUCHAS GRACIAS QUERIDOS LECTORES.



LOLA SÁNCHEZ.